A LO MACHO

Suena grosero el título. Pero me resulta gráfico y muy irónico. En uno de los últimos consejos de ministros el Sr presidente de la Republica, Dr Tabaré Vazquez mantuvo un dialogo con una vecina, donde las respuestas que le dio fueron desde su soberbia. La vecina le hablo bien. Era un asunto relativo a las viviendas. Incluso le manifestó haber sido  maltratada por integrantes del ministerio de vivienda.

Como todos sabemos, los Consejos de Ministros que se hacen en el interior están precedidos de recepción de problemas por parte de los ministerios. Esa recepción se hace el día anterior. Eso agiliza la labor y es una muy buena práctica que hay que reconocer. Al día siguiente se realiza el consejo con la presencia de vecinos y organizaciones. Y los vecinos y vecinas intervienen.

En otro Consejo, realizado en el Litoral, se pudo observar la intervención de un vecino, hombre (totalmente pertinente la aclaración) bastante molesto con el gobierno. El presidente lo interrumpió. Pero para decirle con la mayor delicadeza `posible que tenía todo el derecho de expresar en forma pacífica lo que pensaba, y que podía continuar hablando.

A la mujer que intervino la corto en forma tajante: “…este gobierno no maltrata a la gente. Y no hacemos política”. Y le corto la intervención solicitando que se les diera la palabra a otras personas. La respuesta no fue producto de un ataque de cólera. Fue fría y calculada.

Podría haber dado otras respuestas como mandatario. Cada persona que lee este artículo imaginara más o menos que respuestas podría haber dado para salir del paso. Y en cuanto al maltrato, es todo un capítulo aparte que merecería otro artículo.

Por  lo visto, hay que trabajar mucho para que  hombres y mujeres destruyamos “ese macho” que todos llevamos por dentro. Unos más, otros menos.

>Maria Angela Pereira Ramirez