Jugosa incautación en Rivera

El camión con destino a Montevideo en el cual se transportaban 30 toneladas de sandía fue interceptado en el control de Aduanas en Curtiseiras y al solicitarse la documentación correspondiente, carecía de la inspección que realiza la Intendencia conjuntamente con el Ministerio de Ganadería a pedido de los propios productores.

«Esto se da en un protocolo establecido con las autoridades departamentales, tanto de Aduana, Policía, controles militares de frontera y Ministerio de Ganadería, donde se elaboró un protocolo de control solicitado por los mismos productores.

Hoy vemos que este tipo de procedimientos dan sus frutos», destacó el director departamental del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de Rivera, Ignacio Elgarte.

Consultado sobre cuánto puede perjudicar al productor local que ingrese este tipo de cargamento, respondió que se estima que «podría llegar a perjudicar en casi un millón de pesos a los productores de Rivera, que muchas veces apuestan a la sandía como medio de subsistencia».

Durante la inspección al predio donde presuntamente se habría cosechado la fruta, el informe técnico arrojó un resultado contradictorio con la declaración del responsable por no constatarse en el lugar evidencias de una producción reciente.

«Además de ir a constatar la carga también nos apersonamos en el lugar donde el propietario manifestaba que había cosechado esa sandía.

Una vez realizado el informe técnico por parte de la Intendencia de Rivera y haber recibido el informe de la directora técnica de la Dirección Nacional de la Granja, Natalia Martínez, se elevó toda la información a Fiscalía y al juez letrado y se dispuso la incautación de la mercadería, incautación de camión y zorra», detalló Elgarte.

La mercadería fue valuada en cuatro millones de pesos y luego de la instancia judicial se ordenó su destrucción por no contar con el control sanitario correspondiente para su consumo.

«No se tiene certeza del origen, no se tiene certeza de qué manejo hubo, si se utilizaron agroquímicos.

Esa misma tarde arribó personal de bioseguridad del Ministerio de Ganadería para proceder a la destrucción de toda la incautación», finalizó.

Telenoche