TEMAS DE GESTIÓN Y COMERCIALES SON LOS QUE ASSE INVESTIGA EN EL HOSPITAL DE TREINTA Y TRES

Imagen ilustrativa

Funcionarios denuncian los contratos con mutualistas y las tercerizaciones.

El presidente de ASSE Marcos Carambula había dicho el último día de mayo en Treinta y Tres que se estaba realizando  una auditoria en el hospital local.

El directorio de la Administración de los Servicios de Salud del Estado resolvió realizar una investigación administrativa en el Hospital de Treinta y Tres tras detectar que se “superó ampliamente” los gastos de funcionamiento que tenía destinados para estudios y traslados de pacientes o para la compra de determinados insumos, entre otros.

Según denunciaron tres funcionarios, el hospital mantiene hoy una “deuda” con la Cooperativa Asistencial Médica de Treinta y Tres (Comett) tras un acuerdo de complementación firmado en 2016 que aseguran era deficitario. También cuestionan el convenio con el Instituto Asistencial Colectivo y denuncian irregularidades en la contratación de especialistas por Comisión de Apoyo (tercerizaciones).

En 2016 el hospital firmó un acuerdo de complementación con Comett que fue extendido en 2018,  por el cual la mutualista proporcionaba anestesistas, ginecólogos, pediatras, cardiología para policlínica y traslados de adultos.

El presidente de la Agremiación de Médicos de Treinta y Tres, Marco Suárez señaló que ASSE tiene hoy una deuda con Comett porque “le compra mucho recursos a tal punto que la deuda que Comett tenía con ASSE en 2016, la tiene ahora ASSE con Comett”.

Los funcionarios no solo denuncian que los servicios que brinda hoy la mutualista podría otorgarlos la propia ASSE, también cuestionan las contrataciones por Comisión de Apoyo (tercerizaciones) y encuentran “problemas de gestión” de ASSE por “no contar con los recursos” y tener que apelar al sistema privado.

GM