“Acto de barbarie”

Fue formalizado por intento de homicidio tras tirar combustible y fuego contra tres mujeres; una permanece grave.

“Lo que hicieron es un acto de barbarie, una acción incalificable, de las peores cosas que vi desde mi tarea. Rociaron a mujeres con más de dos litros de nafta y les tiraron fuego”, dijo el Fiscal Especializado en Homicidios, Juan Gómez, a la salida de la audiencia.

El Juez Letrado en lo Penal de 41º Turno, Dr. Huberto Álvarez, procesó este lunes con 180 días de prisión preventiva a un joven de 18 años de iniciales J.S.C.O. por dos delitos de homicidios especialemente agravados en grado de tentativa, intento de rapiña y tenencia de arma de fuego.

El pasado martes 4 de mayo el procesado y dos cómplices llegaron al autoservicio ubicado en Ariel y Molinos de Raffo donde solo pudieron robar 1.500 pesos.

Luego ingresaron al RedPagos que está pegado al local con el objetivo de robar la recaudación. Sin embargo los mecanismos de seguridad del local hicieron imposible que se llevaran el dinero y los delincuentes rociaron con nafta a las mujeres y las prendieron fuego.

Las víctimas fueron la responsable del establecimiento, Paola Acosta, la empleada, Lisbeth Durán y una clienta, identificada como Sofía Martínez.

Martínez tuvo quemaduras leves en la cara y en las manos, Acosta presentó quemaduras de primero y segundo grado en manos y piernas y Durán fue derivada al Centro Nacional de Atención al Quemado (Cenaque) con el 80% del cuerpo quemado.

El vehículo utilizado por los delincuentes -un Chevrolet Spark de color negro que fue alquilado- fue encontrado por efectivos de la Seccional 8ª de Montevideo en Pasaje Continuación Albeniz y Rambla Costanera.

Las pericias, a cargo de la Policía Científica, arrojaron datos claros. “En el vehículo se encontraron las huellas dactilares del hombre procesado, el cargador del arma utilizada en la rapiña, el ticket de la compra de combustible con el que rociaron a las mujeres y el encendedor con que prendieron la llama”, agregó Gómez.

Pese a su juventud el hombre ya tenía un prontuario criminal en su haber, ya que cumplía un régimen de libertad asistida por un delito de receptación y el pasado 14 de mayo protagonizó una rapiña contra una funcionaria policial.

J.S.C.O. amenazó a la mujer apuntándole con un arma en la cabeza y le exigió la entrega de su pistola de reglamento. Además le apuntó a los niños de la funcionaria exigiéndole que le entregara “todos los cargadores que tenía” porque, de lo contrario, los mataría.

Durante toda la audiencia el joven miró fijamente a Gómez sin emitir una sola palabra mientras que su madre, sentada a pocos metros, no podía contener el llanto.

La abogada defensora de hombre, Gabriela Machado, no se negó al pedido de prisión preventiva de Gómez pero solicitó que el hombre no cumpliera la pena preventiva “ni el Comcar ni en el Penal de Libertad”.

El hombre fue detenido el pasado viernes en un operativo policial llevado adelante por efectivos de la Unidad de Análisis de Hechos Complejos, perteneciente a la Dirección de Información Táctica (DIT) y utilizó el arma robada para tirotearse con los efectivos. En el intercambio de disparos fue herido y capturado.

Los otros dos hombres permanecen prófugos aunque uno está “plenamente identificado” según informó el Fiscal Especializado en Homicidios.

Ecos