Negocio redondo, multas ridículas

Madrid (Spain), 01/06/2019.- A pitch invader is caught by security during the UEFA Champions League final between Tottenham Hotspur and Liverpool FC at the Wanda Metropolitano stadium in Madrid, Spain, 01 June 2019. (Liga de Campeones, España) EFE/EPA/Emilio Naranjo

La rusa Kinsey Wolanski deberá pagar 15.000 euros de multa por su ingreso a la cancha; un vuelto para la publicidad gratuita que generó.

La monotonía de un discreto partido como fue la final de la Champions League el pasado sábado en el Wanda Metropolitano se vio interrumpida por la modelo Kinsey Wolanski, quien se metió en el campo de juego en traje de baño ante la mirada incrédula de los espectadores y jugadores de Liverpool y Tottenham Hotspur.

Pocos minutos después ya era sabido en todo el mundo de quién se trataba y quién podía estar detrás de la “espontánea” invasión; su novio. El youtuber ruso Vitaly Zdorovetskiy alentó a sus seguidores a seguir a la sexy Kinsey en sus redes sociales después de una aparición que tenía perfectamente planificada.

La blonda modelo ingresó con una remera en la que se leía Vitaly Uncesored, el nombre de un sitio pornográfico que es propiedad de su novio. Por esa corrida desde la tribuna hasta la mitad de la cancha, deberá pagar una multa de 15.000 euros; 5.000 por incumplir la normativa de la UEFA y 10.000 por publicitar contenido para adultos.

Según publicó el grupo de análisis Apex Marketing Group, la multa que debe abonar Wolanski es irrisoria si se la compara con los casi cuatro millones de dólares que generó por concepto de beneficios para su imagen personal, para su novio y para la web que publicitó.

El incremento de seguidores en redes sociales se contó por millones, aunque lo negativo para ella fue que al día siguiente alguien hackeó su incipiente cuenta de Instagram para luego borrarla. En cuestión de 24 horas pasó de 300.000 followers a más de 2.500.000.

FutbolUY