Nueva “pena” por receptación

Imagen ilustrativa

El Fiscal General de la Nación Jorge Díaz consideró “absolutamente infeliz” la condena impuesta a un hombre por un delito de receptación que consiste en cocinar 100 tortafritas y donarlas a una institución pública o privada.

El caso ocurrió en San Ramón, Canelones, y la condena fue acordada entre la Fiscalía y el imputado, que reconoció haber comprado una desmalezadora robada.

El mecanismo de la suspensión condicional del proceso permite imponer una sanción al imputado sustitutiva a la prisión.

En caso de que no cumpla la pena se retoma el proceso y puede recaer una condena más importante.

El Fiscal General Díaz dijo este jueves en el programa Arriba Gente de canal 10 que pidió los antecedentes del caso a la fiscal del caso porque entiende que la pena de hacer tortafritas no fue la adecuada.

“Fue una solución fue absolutamente infeliz”, aseguró, y pidió aplicar soluciones “más razonables”.

Esta condena también fue cuestionada por el ex fiscal Gustavo Zubía, ahora asesor de seguridad ciudadana del candidato a la Presidencia Edgardo Novick en el Partido de la Gente.

Subrayado