Adicto a las bebidas energéticas pierde sus dientes

Un joven de 21 años de la localidad de Margate, en el sureste de Inglaterra, asegura que su adicción a la bebida energética Monster Energy le ha destruido completamente la dentadura.

Según informa el portal Kent Online, el afectado llegó a consumir hasta seis latas diarias del refresco.

Vinnie Pyner comenzó a tomar el energizante de manera regular al ingresar al segundo año de la universidad, donde estudiaba programación, en septiembre de 2017. La bebida, cuenta, le ayudaba a concentrarse en las materias y lidiar con el estrés, la presión y el cansancio que experimentaba mientras escribía códigos informáticos.

Inicialmente, el estudiante ingería tres latas al día, una con cada comida. Pero pronto se vio tentado a beber varias Monster Energy entre las clases, y comenzó a comprar ‘packs’ de media docena, que le salían más baratos que las latas individuales.

Los fabricantes del producto —cuyo envase de medio litro contiene 54 gramos de azúcar y 160 miligramos de cafeína— advierten en la etiqueta de no excederse de los 1,36 litros al día, pero Pyner terminó tomando hasta tres litros de la bebida energética durante una jornada.

Y si no lo hacía, comenzaba a experimentar los síntomas de abstinencia de la cafeína, tales como fuertes jaquecas y dolores musculares.

A pesar de cepillarse los dientes, según él, dos veces al día, hacia fines de año el joven comenzó a experimentar un intenso dolor dental cada vez que masticaba la comida. Hasta que en marzo de 2018 le dio un mordisco a una manzana y escuchó como algo le crujió en la boca, para luego descubrir que sus cuatro incisivos superiores se habían caído.

Luego, una visita al dentista reveló que la dentadura completa de Pyner se encontraba prácticamente podrida.

El especialista le indicó que necesitará 24 rellenos dentales y varios implantes, un tratamiento que le costará unas 2.000 libras esterlinas (2.550 dólares).

Avergonzado del lamentable estado de sus dientes, el joven dejó de asistir a clases y se siente extremadamente inseguro sobre su futuro, asegurando que tiene miedo de ser rechazado en cualquier entrevista.

En septiembre último, Pyner comenzó su tratamiento odontológico y mientras tanto aconseja “mantenerse lejos” de las bebidas energizantes, ya que estas “son completamente dañinas y pueden arruinar tu vida”.

RT