Chile en alerta por “ecoterroristas” que plantaron bomba en una parada de bus

Chile está desde ayer viernes en alerta por la explosión de una bomba en una parada de ómnibus en el centro de Santiago, que dejó cinco heridos. El gobierno dijo que se trató de un acto “terrorista.

La explosión ocurrió cerca del mediodía, cuando al venezolano Rolando Torres le estalló un paquete explosivo que fue dejado en una parada de autobús de la concurrida avenida Vicuña Mackenna, donde se encontraba junto a su esposa, Magaly del Carmen Valle, y otro grupo de personas.

La mujer venezolana, de unos 30 años, fue quien sufrió las heridas de mayor gravedad, debiendo ser operada de urgencia en la asistencia pública para retirar una pieza de metal de una de sus piernas. Su marido resultó con varias lesiones producto de las esquirlas del artefacto, mientras que las otras tres personas sufrieron heridas de menor magnitud.

“El hecho es muy grave. Es muy grave que se coloque un artefacto explosivo en un paradero de Santiago”, declaró el ministro del Interior, Andrés Chadwick, tras visitar a los heridos en un hospital.

Este tipo de ataques son inusuales en la capital chilena. Para la fiscal del caso, Claudia Cañas, “se trata de un artefacto explosivo de fabricación artesanal, eso está confirmado”.

El estallido ocurrió en las cercanías de la Plaza Italia de Santiago, habitual escenario de celebraciones deportivas.


Un grupo ecoterrorista denominado “Individualistas Tendientes a lo Salvaje”, se adjudicó en un página web el atentado. Hace dos años, este mismo grupo dijo estar detrás de un ataque —con un paquete explosivo enviado por correo a su domicilio— en contra del entonces presidente de la estatal Codelco, la mayor productora de cobre del mundo, del que se salvó con heridas de mediana gravedad.

Según informó el ministro Chadwick, se está investigando la veracidad de este grupo, pero anunció que presentó una demanda ante la justicia para que investigue el hecho como un “delito terrorista”.

De acuerdo a la Policía, en el lugar de la explosión no se encontraron panfletos ni consignas alusivas a este grupo ecoterrorista.

Imágenes de televisión mostraban el sector del incidente acordonado por la policía y agentes con trajes especiales que revisaban la parada de bus, que no mostraba daños visibles.

El incidente ocurre cuatro años después de que un artefacto explosivo explotara en una estación de metro de la exclusiva comuna de Las Condes que dejó 14 heridos, un hecho considerado como el mayor atentado desde la recuperación de la democracia, en 1990.


El otro asunto que tiene alarmados a los chilenos por estas horas es la ola de incendios. El director de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), José Manuel Rebolledo, calificó de “alerta máxima” la situación tras el estallido de 195 incendios, que ya han consumido 3.376 hectáreas en varias zonas del país, en cuatro días.

Rebolledo alertó que las condiciones climáticas son “iguales” a las que se vivieron en los incendios del año 2017 que provocaron 11 fallecidos, 1.603 casas destruidas y unas 600.000 hectáreas arrasadas.

El incendio más grande está en la localidad de Santo Domingo, 115 kilómetros al suroeste de la capital chilena, que afecta a 1.020 hectáreas.

ElPais