Arrestada por quitarle el celular a su hija adolescente

Una mujer acudió a la corte de Michigan para comparecer por una denuncia de robo tras haber decomisado el teléfono celular a su propia hija de 15 años.

“Simplemente fui una madre, preocupada y que disciplinó a su hija”, dijo Jodie May ante un juez.

La mujer le quitó el teléfono a su hija como castigo por un problema que tuvo en la escuela y fue su exesposo quien reportó a la policía el hecho, pero lo denunció como robo ya que argumentó que la cuenta del celular estaba bajo su nombre.

May fue arrestada en mayo, justo un día antes de la celebración por el Día de las madres. Cuando amantaba a su bebé de 4 semanas, un policía llamó a su puerta y le comunicó que sería aprehendida por un cargo menor por robo.

“Él me había dicho que me iba a arrestar y le pregunté si podía entregarme el lunes siguiente porque tenía un nuevo bebé y aún no se alimentaba”, dijo.

Sin embargo, su petición no fue concedida. May fue arrestada y llevada a una celda, aunque fue liberada dos horas después con una fianza de 200 dólares.

De acuerdo con Ron Frantz, el fiscal, la madre nunca le dijo a los oficiales originales que había tomado el teléfono para castigar a su hija. Ese detalle tampoco fue mencionado en el informe original.

Tras revisar el caso la fiscalía determinó que el teléfono lo tenía la menor por lo que la madre tenía derecho de tomarlo. Los cargos por los que era acusada podrían haberle dado hasta 93 días de prisión si hubiese sido declarada culpable.

La madre terminó imponiéndose ya que los fiscales revelaron que la cuenta nunca estuvo a nombre del padre sino de la menor. El juez retiró los cargos contra May.

“Fue algo ridículo. No puedo creer que haya que tenido que vivir esto, que mi hija me pusiera en esta situación, pero estoy feliz con el desenlace”, dijo May.

Univision