Tablets para reclusos

El comisionado parlamentario penitenciario, Juan Miguel Petit, propuso extender la distribución de tablets para la población en un sistema similar al Plan Ceibal (estudiantes) e Ibirapitá (jubilados).

Petit quiere ampliar la entrega de dispositivos para reclusos a punto de ser liberados a efectos de que accedan a contenidos que los ayuden en su readaptación, como por ejemplo busqueda de empleo, viviendqa, control de adicciones y salud.

El tema no es nuevo. Desde 2014 se entregaron 95 ceibalitas y 80 ibirapitás a reclusos de más de 65 años y a los docentes que impartían clases para ellos.

Según informa Búsqueda, Petit puso la idea sobre la mesa del instituto Nacional de Rehabilitación y del Ministerio del Interior. La única excepción -agregó el funcionario- serían presos que provienen del crimen organizado.

La idea, dijo, es que se pueda “avanzar en la alfabetización digital” y llevar a cabo una reinserción social exitosa.

Un acuerdo entre Antel y el Instituto Nacional de Rehabilitación habilita espacios de inclusión digital en los centros de reclusión, lugares donde se pueden usar equipos informáticos con acceso a internet y se dan cursos de alfabetización digital.

La pregunta es quién paga los equipos y personal.

Subrayado