La supuesta “cometa” del Ministerio del Interior por las cámaras

El expresidente de la AUF le dijo a Walter Alcántara que en la licitación de las cámaras de reconocimiento facial estaba incluida la “cometa” del Ministerio del Interior.

En una de las conversaciones con el empresario Walter Alcántara, registradas en grabaciones, el expresidente de la AUF Wilmar Vadez asegura que “hubo una intentona” de CAFO para ingresar en el pago de coimas a cambio de la adjudicación de la remodelación del Estadio Centenario a la empresa Hyundai.

A mediados de 2015, se conformó una comisión vinculada a la postulación de Uruguay como sede del mundial de fútbol 2030 integrada por la AUF, la Intendencia de Montevideo y la CAFO que analizó un llamado para una eventual remodelación del Estadio Centenario, que finalmente no se realizó.

Esta “intentona” fue negada tajantemente por el presidente de la CAFO, Enrique Baldritch, en diálogo con Montevideo Portal, pero no fue la única alusión a coimas en las charlas de Valdez.

Alcántara ya había mencionado otra charla en una entrevista con El País, relativa a la licitación para colocar las cámaras de reconocimiento facial en los estadios. Según el empresario, al ser consultado sobre el tema Valdez dijo: “Eso ya estaba todo cocinado. Antes de hacer la licitación ya teníamos la orden de quién tenía que ser“.

En uno de los audios a los que accedió el semanario Búsqueda, cuyo contenido divulga hoy, se dan más detalles de esas charlas.

En una segunda conversación que tuvieron sobre ese tema -Alcántara representaba a una empresa coreana que se postulaba para la licitación- Valdez le comenta que es un “tema muy entreverado”, debido a que se involucró la política.

“No sé si se planteó. ¿(Fernando) Cáceres y el ministerio (del Interior) saben que hay otra oferta o no tienen ni idea?”, pregunta Alcántara. “No, no. Lo que pasa es que… Este es un tema muy entreverado porque es un tema político”, responde Valdez, que agrega: “Está el ministerio metido y adentro del ministerio va la cometa de la empresa que ganó. Tiene que ser de esa forma, ¿me entendés? Ahora, si no lo logramos, yo voy a manejar otra alternativa”.

En otra parte de la charla Valdez insiste en que “alguien está prendido”, “es evidente”. “Ya se sabía. Desde que el ministerio hizo el pliego de licitación a mí me llegó la información de que estaba condicionada a esa empresa. Entonces… Y después terminó ganando”, le cuenta a Alcántara, que se queja de que la empresa adjudicataria (DDBA) terminó ganando con US$ 600.000 de más.

Montevideo