¿El verdadero fin de la política migratoria de Trump?

El gobernador del estado de Illinois habría obtenido ganancias de un grupo de atención médica que brinda servicios a las instalaciones de detención, según se desprende de un informe del político.

Bruce Rauner, gobernador del estado de Illinois (EE.UU.), recibió beneficios de un grupo de atención médica que proporciona servicios a los centros de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), incluidas las instalaciones que albergan a las familias inmigrantes con niños, informa Politico.

Según se desprende de un informe sobre intereses económicos revelado por el propio gobernador, éste habría obtenido ganancias del fondo de capital privado GTCR Fund X, que es propietario del grupo de atención médica Correct Care Solutions, la compañía proveedora de servicios de salud con fines de lucro que brinda servicios a cárceles y prisiones en el país norteamericano, incluso a los centros de detención de inmigrantes.

Según el gobernador, las decisiones sobre sus finanzas las toma por una tercera persona y él no hace inversiones directas al grupo médico.

A pesar de que el informe no proporciona detalles sobre el monto que recibe el gobernador del Correct Care Solutions, se menciona que Rauner obtuvo el año pasado más de 5.000 de dólares del fondo GTCR Fund X.

Grupos que promueven los derechos de los inmigrantes aseveran que la vinculación financiera entre el gobernador y el contratista de los centros de detención representa un “claro conflicto de intereses”, y subrayan que el historial del Correct Care Solutions incluye decenas de demandas por negligencia.

La noticia trasciende en medio de la polémica generada en torno a la política migratoria de ‘tolerancia cero’ anunciada por la Administración Trump en abril de este año y que se ha traducido en la separación de 2.000 niños inmigrantes de sus padres, que cruzaron ilegalmente la frontera entre México y EE.UU.

Pese a que Trump ordenó a finales de junio poner fin a esta práctica en un plazo de 14 días, el Gobierno de EE.UU. ha informado este lunes que no podrá ajustarse a este margen para reunir a los niños menores de cinco años con sus padres.

RT