Avanza el rescate en Tailandia

Cuatro de los 12 niños atrapados en una cueva inundada de Tailandia fueron rescatados este domingo después de que un grupo de buzos emprendiera una peligrosa misión para liberar al grupo de escolares y a su entrenador de fútbol, que llevan más de dos semanas atrapados.

La operación para rescatar a los ocho niños -algunos de ellos de apenas 11 años- que siguen atrapados y al entrenador fue suspendida al caer la noche hasta el lunes, para darle a los buzos tiempo a reponer el suministro de oxígeno y garantizar que todos los preparativos estén completos.


Trece buzos extranjeros y cinco miembros de la unidad de élite SEAL de la Marina de Tailandia guiaron a los niños a través de pasadizos estrechos y sumergidos que el viernes se cobraron la vida de un buzo retirado de la marina tailandesa.

“Hoy fue el mejor día, la mejor situación en términos de clima, la salud de los niños, la situación del agua para nuestro intento de rescate”, dijo en conferencia de prensa Narongsak Osottanakorn, jefe de la misión de rescate. “Hoy pudimos rescatar y enviar a cuatro niños al hospital Chiang Rai Prachanukrua de forma segura”, agregó.

Los rescatistas necesitaban al menos 10 horas para prepararse para la siguiente operación, involucrando a unos 90 buzos en total, 50 de ellos de otros países, explicó. Un helicóptero se llevó a los cuatros niños a la ciudad cercana de Chiang Rai, donde fueron trasladados en ambulancia al hospital.

Cuatro de los 12 niños atrapados en una cueva inundada de Tailandia fueron rescatados este domingo después de que un grupo de buzos emprendiera una peligrosa misión para liberar al grupo de escolares y a su entrenador de fútbol, que llevan más de dos semanas atrapados.

La operación para rescatar a los ocho niños -algunos de ellos de apenas 11 años- que siguen atrapados y al entrenador fue suspendida al caer la noche hasta el lunes, para darle a los buzos tiempo a reponer el suministro de oxígeno y garantizar que todos los preparativos estén completos.

Trece buzos extranjeros y cinco miembros de la unidad de élite SEAL de la Marina de  Tailandia guiaron a los niños a través de pasadizos estrechos y sumergidos que el viernes se cobraron la vida de un buzo retirado de la marina tailandesa.

“Hoy fue el mejor día, la mejor situación en términos de clima, la salud de los niños, la situación del agua para nuestro intento de rescate”, dijo en conferencia de prensa Narongsak Osottanakorn, jefe de la misión de rescate. “Hoy pudimos rescatar y enviar a cuatro niños al hospital Chiang Rai Prachanukrua de forma segura”, agregó.

Los rescatistas necesitaban al menos 10 horas para prepararse para la siguiente operación, involucrando a unos 90 buzos en total, 50 de ellos de otros países, explicó. Un helicóptero se llevó a los cuatros niños a la ciudad cercana de Chiang Rai, donde fueron trasladados en ambulancia al hospital.

EFE/Navyseal

Por lo pronto, los servicios de rescate lograron estabilizar los niveles de oxígeno insertando una tubería de varios kilómetros para hacer llegar este gas a la zona en la que los chicos están arrinconados. Pero, si las lluvias llegan en los próximos días, podrían reducir una buena parte del saliente fangoso en el que se refugia el grupo.

El sábado por la noche cayó un intenso aguacero durante una media hora que recordó la urgencia de evacuar a los niños.

elTiempo