33 años de historia de un secretario del FA, lo despidieron por teléfono

Velarde González, exsecretario de bancada del Frente Amplio en el Parlamento, fue cesado hace algunos meses por el presidente del partido, Javier Miranda, y le ganó un juicio a la coalición por deudas en sus aportes jubilatorios, informó la revista Galería del semanario Búsqueda.

González editará a mediados de año El Parlamento era una fiesta, un libro con anécdotas de sus 33 años en el Palacio Legislativo. En la entrevista con Galería, González comparte polémicas impresiones sobre varias figuras del espectro político.

 

González fue designado como secretario de la bancada por el general Líber Seregni y posteriormente fue ratificado por el Plenario. Sostiene que tendría que haberse ido antes pero no lo hizo porque el Frente Amplio no le reconoció años de trabajo desde 1985 a 2002.

“Tengo todo absolutamente documentado. Sin embargo, el Frente aún —creo que esto es empecinamiento de (Javier) Miranda (presidente del Frente Amplio)— se resiste a reconocerme los años”, sostiene. González dice que ya ganó un juicio y ahora pelea en la Justicia por que le reconozcan los años trabajados.

El exsecretario dijo que fue despedido por teléfono hace “uno o dos meses” por una reestructura de personal y allí se comunicó con su abogado para iniciar los juicios. Sostuvo que cobraba en el Frente Amplio. Eso es “grave y un mal ejemplo”, aseguró.

Lea también En el Frente Amplio “se pisan los cordones de la pantufla”

El exsecretario sostiene en un pasaje de la entrevista que no tiene relación con Vázquez porque siempre se rodeó de gente que no le “gustó”. “¿Yo qué tengo que ver con (el presidente de Cutcsa, Juan) Salgado, con este y con el otro?”, asegura. Velarde opina que la postura de Vázquez durante la crisis de 2002 fue “espantosa”. “Hay cosas de Tabaré espantosas que no puedo decir. Creo que el libro debería tener una segunda parte”, explicó.

El exsecretario considera además que el nivel de la bancada frenteamplista es muy “bajo”. La dependencia que tienen del Poder Ejecutivo es tan grande que no generan absolutamente nada”, agrega. “La bancada nuestra es muy floja, no hay polemistas, no hay gente capaz de encarar una discusión en serio. Es tan así que se destaca Rafael Michelini, lo que te da una idea de la situación en la que estamos. Si te ponés a pensar: “¿Qué dijo Lucía (Topolansky) en tal tema?”. Nunca habla, nos han atacado fieramente y no habla. Ahora es la presidenta (de la Asamblea General)”, agrega González. “Hoy por hoy, destaco a Constanza Moreira, aunque parezca mentira. Es una buena polemista, tiene ideas propias, es valiente”, opinó.

En la entrevista además da su impresión sobre las principales figuras del espectro político.

Julio María Sanguinetti
“Se aburrió durante todo el período (como senador entre 2005 y 2010). Dibujaba en las sesiones. Yo guardé algunos de sus dibujos, lo hablé con él y me dijo que podía publicarlos en el libro. Se aburría y dibujaba. Son tipos ejecutivos”.

Luis Lacalle Herrera
“Era muy hábil. No tenía la brillantez de Jorge (Batlle), pero tenía la habilidad necesaria para mechar cositas, por ejemplo en la media hora previa. Eso siempre le daba un destaque. Gestos con barrios, zonas, pueblitos que nadie conocía”.

Jorge Batlle
“Era brillante, ocurrente. Como legislador no precisaba estudiar nada. Sabía todo, conocía todo. Era una enciclopedia con patas. Y si no, inventaba, tenía esa capacidad”.

Pedro Bordaberry
“Medio estiradote. Se le nota. Tuve una buena relación con él. Conozco todas las historias de los Bordaberry porque soy de Durazno y no hablan bien de ellos”. Velarde sostiene que el abuelo de Bordaberry era administrador de la fortuna de Carlos Reyles y se quedó con campos que eran de su propiedad.

José Mujica
“Era otro que se aburría. El dicho de él con respecto al Parlamento es: ‘No te pagan por lo que hacés sino por lo que aguantás’. Eso lo define de cuerpo entero. Iba porque no tenía más remedio. Un día se quería ir y le dije: ‘Mirá que se te cae la bancada”.

Observador