Líder español de izquierda compra un chalet de 600.000 euros, decía vivir en un “barrio obrero”

“¿Se aburguesó Pablo Iglesias?” parecía ser la pregunta que atravesó España este miércoles, luego de que el sitio OkDiario revelara que el líder de la formación antisistema Podemos se había comprado una mansión de más de 600 000 euros en las afueras de Madrid junto a Irene Montero, su socía política y en la vida con la que espera mellizos.

Situado en la sierra de Madrid, el nuevo hogar de más de 260 m² de la pareja dispone de tres dormitorios – la suite principal con amplio vestidor y baño completo en mármol travertino-, cocina abierta, una pileta exterior y un amplio jardín en una parcela de 2000 m².

La compra reabrió el eterno debate sobre cómo deben vivir los políticos de izquierda y generó polémica en España, en especial porque Iglesias, un político cercano al kirchnerismo y al chavismo, siempre cultivó una imagen de austeridad.

Se vanagloriaba de vivir en un “barrio obrero”, Vallecas, en un departamento de “unos 60 metros cuadrados”, algo que le permitía cargar contra la “casta” que dirige España, los políticos que “viven en chalets, que no saben lo que es coger el transporte público…”, los que “no saben lo que pasa fuera”.

De hecho, un viejo tuit del líder de Podemos resurgió en el que criticaba a el exministro de economía Luis de Guindosen 2012 por comprarse un departamento de… 600 000 euros. “¿Entregarías la política económica del país a quien se gasta 600.000€ en un ático de lujo?”, dijo entonces el secretario general de Podemos.

Ironía, la noticia se dio a conocer el mismo día en que Iglesias denunciaba los recortes del gobierno de Mariano Rajoy y el hecho de que “España sigue a la cabeza de Europa en pobreza y desigualdad”.

En un largo posteo en Facebook, el líder de Podemos intentó justificarse y explicó que con su pareja compraron la casa con sus ahorros y una hipoteca de 540.000 euros que pagarán sobre más de 30 años, con mensualidades de 1600 euros.

El político también se refirió a su tuit de 2012 y señaló que a diferencia de Guindos, “pagaremos para comprar una casa en la que vivir, no con la que especular”. También defendió que “a los ministros y a cualquier cargo público hay que criticarles por sus políticas o eventualmente por su corrupción, no por gastarse su dinero en lo que quieran mientras lo hagan de forma honrada” y recalcó que “en Podemos establecimos que nuestros cargos públicos deben cobrar 3 salarios mínimos”.

Su formación defiende que “a cualquier cargo público hay que criticarles por sus políticas o eventualmente por su corrupción, no por gastarse su dinero en lo que quieran mientras lo hagan de forma honrada”, insistió.

Respecto a la ubicación de su nueva casa, Iglesias apuntó que en la zona viven muchos amigos suyos y que, además, que les permitirá que sus hijos mellizos “puedan vivir su infancia de la forma más normal posible”, lejos de la presión de Madrid y del acoso de los paparazzi. Además, en la zona se encuentra el colegio público de La Navata, un centro en el que los niños se educan a través de un sistema pedagógico alternativo que se conoce como enseñanza a través de proyectos.

“Creemos que cualquiera, por muy importante que sea su rol político, tiene derecho al menos a la intimidad de poder ir a una revisión ginecológica a un hospital público sin que le sigan y le hagan fotos. Pero asumimos que con nosotros funcionan reglas diferentes que con los demás. Sabemos por qué es. También por eso queremos vivir más cerca del campo”, dijo.

Los dirigentes de Podemos lamentan el “escrutinio público” al que están sometidos. “Sabemos que nos criticarán hagamos lo que hagamos. Nosotros seguiremos haciendo nuestro trabajo lo mejor que sabemos y construyendo un proyecto de vida que nos hace felices”, concluyó.

Sin embargo, la llamativa compra encendió las redes sociales, que se llenaron de memes. Durante buena parte del día, Iglesias y Montero fueron trending topic en Twitter con más de 35.000 mensajes.

TN