Tres meses para atrapar un gato que ingresaba celulares a la cárcel

La Policía Penitenciara de la cárcel de La Reforma, en Costa Rica, estaba alerta. Hace tres meses buscaban a un gato que intentaba escabullirse en el predio para ayudar a los presos. Y la espera valió la pena. El Ministerio de Justicia y Paz nacional confirmó que atraparon al animal, que llevaba en una bolsa de plástico un celular

El felino fue capturado el lunes a la noche, mientras se dirigía a la unidad de mínima seguridad. Según explicaron los medios locales, su destino era un sector del penal en donde hay 120 reclusos.

En las imágenes que se viralizaron por las redes sociales se puede observar como el gato tenía el paquete colgado del cuello. Allí, las autoridades encontraron un celular, un cargador, una batería y los auriculares.

Todavía no se confirmó quién era el destinatario del “delivery”, ni quiénes habían entrenado al animal. El director de la Policía Penitenciaria, Pablo Bertozzi, aseguró que es un modus operandi muy común entre los presos, que buscan la manera de recibir teléfonos para poder coordinar posibles delitos tras las rejas.

El pasado 22 de marzo, las autoridades de La Reforma se encontraron con un escenario similar. Los oficiales interceptaron a un gato que intentaba ingresar a la cárcel con dos celulares.

Este tipo de práctica también la descubrieron para el narcotráfico. En agosto de 2015, la policía atrapó a una paloma que llevaba 14 gramos de marihuana y 14 de cocaína. El ave tenía la droga en un bolso adherido a su pecho y volaba sin ningún tipo de dificultad, según detalló Bertozzi.

TN