Emigrar para vivir mejor

La complicada situación política, de inseguridad y económica que vive Uruguay, por estos días está llevando a cientos de uruguayos a abandonar el país en busca de mejores horizontes, que les permita vivir dignamente, poder llagar a fin de mes sin necesidad si al llegar fin de mes se puede o no hacer frente a los gastos de luz, teléfono, Internet y sobre todo, comer.

La realidad instalada en el país es de desesperanza, con un clima de abandono y olvido por parte del gobierno de izquierda. La pobreza vuelve a presentar altos niveles, el trabajador y el jubilado cada vez más sufren las políticas anti democráticas que éste gobierno lleva adelante.

La siguiente es una carta de un chico de 13 años de edad que junto a su familia, debió emigrar a los EE.UU para poder lograr lo mas preciado que es la vivienda, pagar las cuentas y sobre todo comer.

La carta representa el sentir de un joven que pese a su corta edad, se ha dado cuenta de la magnitud y el sufrimiento que sus padres han hecho para educarlos y brindarles bien estar en Uruguay pero la realidad les ha demostrado algo distinto, un realidad que el “basta” fue un factor determinante para abandonar al Uruguay.

 

LA CARTA

Todo comenzó ese día, el día en el cual mi padre ya no podía más su cabeza había reventado no daba más la ciudad en la que vivíamos estaba cada vez peor la economía, la seguridad todo lo que una persona se pudiera imaginar empeoraba cada vez más. En mi colegio la situación era insoportable ya no se podía convivir entre compañeros todos los días había una pelea distinta, en otros colegios de la ciudad había mucha violencia y golpizas todos los días, muchas veces los profesores no intervenían en las peleas ya fuera por comodidad o porque no quisieran mover sus enormes culos de sus cómodas sillas, aunque la mayoría lastimosamente fueran así por otra parte habían maestras muy buenas y responsables respecto a su cargo en un colegio. Ya fuera por los profesores o compañeros yo ya no aguantaba más esa situación era demasiado para mis hermanos que ya en un futuro irían a ese colegio y también que ya lo estaba sufriendo.

Soporte un año soportando esos abusos y insultos hacia mi persona, no soporte más y le conte todo sobre lo que me estaba pasando a mis padres y aunque ellos ya sabían la mayoría necesitaban saber todo por completo, me escucharon por más de una hora, me apoyaron y entendieron todo, al terminar mi conversación con ellos mi padre saco su celular de su bolsillo, un Iphone 5s que fue mío y cuando yo cambie de celular el otro se lo di a el, al mirar su teléfono no tardo mucho en encontrar el numero que buscaba, llamo a una vieja amiga estuvieron tiempo estuvieron hablando por unas horas ya que mi padre es de esas personas que puede estar una o dos horas hablando ya sea por teléfono o cara a cara.

Cortó la conversación y me miro y nos dijo que esa mujer tenia una hija la cual vivía en Estados Unidos desde ese momento mis padres empezaron a diagramar muchas cosas, hablaban de ahorrar dinero y muchas cosas más y de las cuales yo no me enteraba mucho ya que no me habían dicho nada, pasaron unos meses y mis padres me sentaron junto a mis dos hermanos y comenzaron a hablarnos y comentarnos sobre la mala situación que estábamos viviendo allí cosa que ya mis hermanos y yo ya sabíamos hasta mi hermano de dos años de edad se había enterado de los problemas que habían en nuestra ciudad

 

El Amor

termino de hablar con mis hermanos y se enfoco directamente en mi y con sus propias palabras me dijo “estas enamorado” a lo cual respondí con un !SI¡ de repente comentándole de quien, cuanto tiempo llevábamos saliendo, también le comente que el amor no me iba a impedir irme de la ciudad ya que si el amor era verdadero y esa persona me amaba de verdad nuestro amor no se dividiría por una simple distancia pase dos días pensándolo si comentárselo a esa chica o no porque quizás seria un mal momento, día y noche en mi cabeza pasaba ese pensamiento hasta que después de tres días decidí hacerlo, ella tendría que saberlo ya que si era parte de mi vida debía por obligación saberlo le envié un mensaje y le dije “necesito verte lo antes posible te quiero comentar algo que puede ser bueno o malo” ahí quedo todo, me respondió diciéndome que buscaría tiempo y nos encontraríamos en la plaza.

Unas horas después salí de mi casa que quedaba a unas seis cuadras de la plaza a la cual iríamos a encontrarnos, fui el primero en llegar y diez minutos después llego ella en el auto de sus papas, ella se iba acercando hacia mi mientras yo seguía pensando en como afrontar y decirle la noticia, estuvimos ahí hablando tonterías, peleándonos y de repente le dije “me voy” ella me miro y me dijo “que?” y me miro con unos ojos tan decaídos y oscuros cuando de repente contesto y le digo “si debo irme, me voy para los estados unidos todavía no esta nada pronto ni tenemos el dinero pero las ideas están prontas” estuvimos horas hablando hasta que se hizo el atardecer y llegaron sus padres, me ofrecieron si me podían llevar ya que les quedaba de pasada, como mi casa no quedaba tan lejos decidí irme caminando ya que me gustaba mirar las vidrieras y ver como la gente paseaba en el centro, llegue a mi casa y al mirar mi celular note que tenia mensajes y mensajes y más mensajes de ella, decían cosas como “no te vallas” o “te necesito” los leí y los respondí, estuvimos un tiempo más hablando y luego me senté a mirar televisión y esas cosas con mis padres.

 

Amistad

A lo largo de unas semanas seguí saliendo con ella y también iba al colegio bueno si se puede decir eso era lo normal ya que todas las semanas hacia lo mismo aunque también dividía mi tiempo para mis amigas porque claramente no iba a dejar a mis amigas de lado ya que por suerte tenia unas amigas únicas y no estoy hablando de las amigas que todos los chicos y chicas de hoy en día hablan no, ellas eran unas verdaderas amigas nunca me faltaron en nada, siempre estaban para mi y yo siempre para ellas, también era raro que entre ellas se llevaran bien pero la verdad si que lo hacían la verdad si se me hacia difícil decirle a mi novia que me tenia que ir no me podía imaginar como seria decírselo a mis amigas, como siempre después de clases nos encontrábamos todos en la plaza decidí decírselos ahí, justo ese día algunas de ellas no podían ir a la plaza pero reuní a cinco de las siete y lentamente les fui explicando todo, poco a poco fueron entendiendo pero sus ojos se llenaban de lagrimas al escuchar todas mis palabras, cuando termine las cinco se juntaron y me abrazaron fuertemente, Anto unas de ellas me dijo que me raptaría para que yo no me valla Cami la apoyo y dijo lo mismo, las dos planeaban raptarme y contenerme.

Al terminar el abrazo grupal me llego el autobús que llegaba a tres de ellas a casa, nos despedimos y se fueron, Cami y Anto se iban conmigo ya que vivían cerca de mi casa bajamos por todo el centro de la ciudad haciendo tonterías y bailando en la calle así como locos ya que amábamos hacer eso y lo hacíamos todos los días llegamos hasta la otra plaza estuvimos allí como veinte minutos y luego Anto tomo su camino y yo seguí con Cami saltábamos y cantábamos como locos como si no hubiera pasado nada, al llegar a la esquina nos separamos y nos deseamos buenas noches, llegue a casa y jugué con mis hermanos también peleamos un poco y luego llego el momento de dormir. A la mañana siguiente me desperté dormido como siempre, desayune y hice algunos mandados que mi madre me había encargado, lo hacia todos los días la rutina por decirlo de alguna forma, al terminar todo almorcé y salí a esperar a Cami en la puerta de casa ya que ella pasaba por casa para ir al colegio juntos, como era normal de camino al colegio jugábamos y peleábamos, al llegar al colegio tenia que contarle la noticia a la otra chicas que no habían ido a la plaza el día pasado y si era solo una por que Pilu no iba a mi colegio, a ella si tendría que decirle por mensaje, hable con Male y también se puso muy mal estuvimos hablando unos minutos más hasta que sonó la campana y entramos a clase luego de dos clases llegaba el descanso y al tocar la campana Malena corrió hacia mi y me dijo “Faca no te podes ir te voy a extrañar”, le respondí y le dije “yo también pero debo irme” pasaron unos meses en los cuales decidí salir todo lo que pudiera con ellas y con mi novia para así no perder tiempo.

 

La despedida

pasaron unos meses y mi padre comenzó a pensar el decía que no quería llevarnos si en su cabeza no había conocimiento de como seria la situación en la ciudad a la que nos íbamos a mudar, le habían dicho que había trabajo, casa, seguridad, paz, buena educación todo lo contrario a lo que era la ciudad en la que estábamos viviendo en esos momentos, pero si eso no pasaba que pasaría hubiéramos ido solo a sufrir lo mismo que vivíamos antes, eso rondaba en la cabeza de mi padre y al pensar unas semanas decidió irse solo, comenzó a tramitar la Visa, el pasaporte y cuando quedo todo pronto comenzó a preparar las maletas, cámaras de foto y algunas cosas mas, al pasar una semana ya lo estábamos despidiendo en la terminal de autobuses ya que primero tendría que ir a la capital del país y de ahí a el aeropuerto desde que se subió al autobús en la terminal hasta que llego al aeropuerto estuvimos en contacto pero luego de subir al avión no supimos nada mas de el hasta que llego a la ciudad y se encontró con la amiga que vivía allá pasaron una noche en un hotel de la ciudad que quedaba a dos horas de la ciudad en la que viviríamos, el había llegado en invierno y obviamente hacia demasiado frío, había nieve y eso empeoraba un poco las cosas cuando se acostó en la cama del hotel pudo hablar con mamá y no pudo hacerlo con nosotros porque a esa hora estábamos durmiendo ya que al otro día tendríamos clases, al otro día estuvieron hablando en la tarde por video llamada y nos comento que estaba en la casa en la que tendríamos que vivir nosotros, estaba muy feliz y hablamos por unas horas hasta que después tuvimos que despedirnos porque el tenia que hacer unas cosas. A la noche nos llamo de nuevo y hablamos un rato y luego me fui a dormir con mis hermanos mientras mis padres seguían hablando.

 

La distancia

pasaron unos pocos días más y la angustia nos iba consumiendo ya comenzábamos a extrañarlo y el a nosotros hacia unos días nos había llamado y comentado que si que era verdad todo lo que le habían dicho de esa ciudad lo único malo era que no podía encontrar trabajo pero todo lo otro era verdad el tema de las escuelas y la educación era cierto el mismo había acompañado a Alexandra la amiga a la escuela a la que iban sus hijos y con sus propios ojos vio la excelente conducta de los estudiantes y que no había violencia entre compañeros, también nos comento que había ido a la canasta, la canasta era un lugar al cual ibas te daban un carrito de super mercado y dentro del mismo se colocaba la comida que te daban, de tanto que te daban te llenaban el carrito y todo eso era gratis, no tendrías que pagar nada y así al igual que la comida también había para la ropa ellos te daban 100 dólares y podías llevar toda la ropa con la que te diera el dinero pero ojo no era ropa nueva sino que era ropa usada pero en perfecto estado ni un agujero, nada roto ni deshilachado.

Una noche nos llamó y hablamos durante unas horas y no pudimos más mientras más hablábamos más llorábamos era demasiado nunca habíamos estado tanto tiempo separado era casi apenas una semana si no mal recuerdo y ya nos extrañábamos paso una semana más y ya el ticket de avión se estaba por vencer quería decir que si no se iba en cinco días tendría que quedarse ahí o comprar otro pasaje y eso significaría cinco mil pesos más y no podía gastar eso en los momentos en los que estábamos, pienso un poco y nos dijo “me voy para ahí, los voy a traer conmigo” en ese momento nos miramos mi madre y yo, no sabíamos que hacer o decir. Unos días antes de que el se viniera hablamos y nos dijo que todos a los que había conocido le dijeron que seria imposible no entraríamos al país todos juntos tendría que suceder un milagro, el no podría entrar otra vez si se iba el ignoro todo eso y unos días después ya estaba abordando el avión hacia Miami ya que tendría que hacer transbordo, cuando llego a Miami pudimos enterarnos que había llegado pero no pudimos hablar. horas después ya a la noche nos contactamos y nos dijo que había llegado a la capital del país y tenia que tomar el autobús para volver a casa luego de eso perdimos conexión.

 

El regreso

Pasaron unos meses y mi padre comenzó a pensar el decía que no quería llevarnos si en su cabeza no había conocimiento de como seria la situación en la ciudad a la que nos íbamos a mudar, le habían dicho que había trabajo, casa, seguridad, paz, buena educación todo lo contrario a lo que era la ciudad en la que estábamos viviendo en esos momentos, pero si eso no pasaba que pasaría hubiéramos ido solo a sufrir lo mismo que vivíamos antes, eso rondaba en la cabeza de mi padre y al pensar unas semanas decidió irse solo, comenzó a tramitar la Visa, el pasaporte y cuando quedo todo pronto comenzó a preparar las maletas, cámaras de foto y algunas cosas mas, al pasar una semana ya lo estábamos despidiendo en la terminal de autobuses ya que primero tendría que ir a la capital del país y de ahí a el aeropuerto desde que se subió al autobús en la terminal hasta que llego al aeropuerto estuvimos en contacto pero luego de subir al avión no supimos nada mas de el hasta que llego a la ciudad y se encontró con la amiga que vivía allá pasaron una noche en un hotel de la ciudad que quedaba a dos horas de la ciudad en la que viviríamos, el había llegado en invierno y obviamente hacia demasiado frío, había nieve y eso empeoraba un poco las cosas cuando se acostó en la cama del hotel pudo hablar con mamá y no pudo hacerlo con nosotros porque a esa hora estábamos durmiendo ya que al otro día tendríamos clases, al otro día estuvieron hablando en la tarde por video llamada y nos comento que estaba en la casa en la que tendríamos que vivir nosotros, estaba muy feliz y hablamos por unas horas hasta que después tuvimos que despedirnos porque el tenia que hacer unas cosas. A la noche nos llamo de nuevo y hablamos un rato y luego me fui a dormir con mis hermanos mientras mis padres seguían hablando.

 

Planeando el cambio

Al día siguiente mis padres hablaron y llegaron a la conclusión de que para pagar pasajes, pasaportes, visas y llevar mucho dinero para mantenernos los primeros días debíamos vender todo si absolutamente todo lo que no necesitáramos de momento, eso se podría conseguir de nuevo como por ejemplo los celulares, computadoras, quipos de música, cámaras no todas pero la mayoría como para ganar suficiente dinero pero no tantas como para no poder continuar con el negocio de la fotografía, todo lo que no fuera necesario debía irse poco a poco pudimos vender algunas cosas, fue complicado ya que obviamente como lo comente antes la economía no era nada buena y solo las personas que necesitaban de verdad algunos de esos objetos lo comprarían y eso nos ponía cada vez en peor posición porque necesitábamos ese dinero, no seria imposible pero si muy difícil, por suerte al pasar unos meses conseguimos vender la mayoría de las cosas y conseguir el dinero necesario para pagar los pasajes, los pasaportes y las visas pero aun nos quedaba juntar el dinero para llevar de respaldo.

Pasaron unos pocos meses más y lo único que quedaba para vender era mi celular un Iphone 6plus, una cámara GoPro, un equipo de audio BOSE y una MacBook Pro que también era mía, comenzamos a ofertar por todas las paginas de Facebook mi celular y muchos preguntaban pero nadie lo compraba, quizás por que fuera muy caro pero la verdad lo habíamos puesto a un precio más bajo que al que lo habíamos comprado, por unas semanas seguimos así hasta que un colega de mi padre lo contacto y le dijo que quería el celular, después de unas horas paso a verlo y le gusto, le dio el dinero a mi padre y se lo llevo, por fin hablamos vendido una de las cuatro cosas que nos quedaban para vender, también pasamos un tiempo más ofreciendo la GoPro por todas partes hasta que por fin otro colega de papa lo contacto y le dijo que la quería al otro día paso por el taller de mis padres y se la llevo, luego de eso mi padre hablo con unos de mis tíos y mi tio le dijo que quería la MacBook y el BOSE pero teníamos que enviársela por correo ya que el vivía en la capital del país hasta que en ese momento se le vino una idea a mi padre y la hablo con mi madre a los dos le pareció una buena idea y nos comentaron que ya que mi tío vivía cerca del aeropuerto iríamos unas semana antes a estar con el unos días para despedirnos y estar con ellos ya que no nos veíamos muy seguido todos asentimos y continuamos con los planes.

 

La despedida definitiva

Después de unos meses llego la hora debíamos despedirnos, alejarnos de todo lo que queríamos y si la despedida no era por siempre si seria por un largo tiempo no volveríamos a ver esa ciudad por un largo tiempo pero era lo necesario para tener una mejor vida y mejor futuro, ya estaba todo pronto teníamos los pasaportes prontos, las visas y los pasajes, tan solo quedaba esperar para que faltara una semana para el viaje y justo cuando faltara esa última semana iríamos a la casa de mi tío a pasar unos días como era lo planeado. Justo unas semanas antes mi abuela nos había regalado una maleta para cada uno de mis hermanos ella a la cual le decíamos “la abuela Elina” ya que si nos decían “viene la abuela” no sabríamos cual de las dos seria ella estuvo siempre ahí para nosotros junto al abuelo y fue una de las única que nos ayudo también unos días antes de nuestra partida hicimos una comida juntos para despedirnos y ya que su barbacoa quedaba cerca de la casa de mi novia decidimos invitarla, estuvimos allí unas horas hablando de todo un poco de cosas hasta que llego la hora de irnos ya que era muy tarde, acompañe a mi novia a su casa luego volví y estuve con mis abuelos un rato más, nos despedimos y nos fuimos.

Bueno después de tanto esperar tenia que llegar el día ya estaba todo pronto debíamos irnos recuerdo que no le habíamos dicho a muchas personas que nos íbamos ya que de cierta forma no nos gustan las despedidas pero hicimos una mini comida familiar comimos unas pizzas con mis hermanos todos juntos pero también recuerdo que todo ese día, el ultimo día estuve junto a mi novia pasamos toda la tarde juntos boludiando pero de alguna forma era de la forma que nos despedíamos, justo unas horas antes de mi partida a la terminal de autobuses decidimos mirar una película que si éramos pareja tendríamos que verla juntos, comenzamos a mirarla pero no por mucho tiempo, no la habíamos terminado no pudimos, era una película o una cosa que nos había quedado pendiente, cuando recién estaba comenzando la película la fueron a buscar, nos despedimos y me dijo que si o si iría a la terminal a despedirme, no estaba muy de acuerdo ya que no quería despedirme, seria muy duro, tampoco quería que mis dos hermanos mayores vallan a despedirnos ya que seria peor el sentimiento pero igual acepte y le dije a mi novia que valla que allí estaríamos, paso una hora después de eso y ya estábamos colocando las maletas en el auto para ir de camino a la terminal, llegamos y mientras esperábamos el autobús todos nos abrazábamos y llorábamos diciéndonos cosas tan bonitas que nunca pensé que saliera de la boca de algunos de nosotros, el sentimiento de abrazar a tus hermanos por ultima vez por algunos años eso si es horrible, es horrible saber que a dos de tus hermanos con los cuales te criaste y de los cuales aprendiste mucho ya se separan de ti y yo se y sabia que solo seria por algunos años hasta que nos volviéramos a ver pero nunca había estado más de dos años alejado de ellos, cualquier despedida es fuerte y lastimosa pero esa seguramente es la más fuerte, unos minutos después llego mi novia con sus padres y su hermano, con su hermano me llevaba bien a pesar de que no manteníamos algún tipo de relación solo éramos “cuñados” pero nunca me callo mal y sus padres a pesar de que yo era el novio de su hija siempre me trataron bien, al verla lo primero que hice fue abrazarla y llorar junto a ella, nosotros habíamos hecho una promesa, dentro de siete años volvería a buscarla para llevarla conmigo, nuestra fantasía era muy bella en esa relación siempre hubo esperanza.

Llegaba el autobús y debíamos subir sino se iría en unos diez minutos los primero en subir fueron mis padres y hermanos luego de despedirme bien de todos subí desde la ventana miraba a mi novia y con los dedos le iba diciendo “siete tan solo siete” y de pronto recordé yo tenia un cargador de ella que justo ese día había olvidado en mi casa lo tenia guardado en un bolso de mano en el cual llevaba auriculares y unas cosas más enseguida de eso bajo corriendo y se lo entrego le digo un simple “te amo” esa era nuestra palabra, la palabra que decía todo lo que sentíamos en una sola palabra luego mire a mis hermanos y les dije algo que lastimosamente ya no me acuerdo los dos sonrieron, me subí al autobús y el autobús se encendió de repente miro hacia donde estaba mi novia le doy el ultimo adiós y le pedí que se valla por que no creo que podríamos soportar más ninguno de los dos, se la llevaron y el autobús salió de la estación miro a mi izquierda y veo a mi hermano Hugo llorando sin parar, el decía que extrañaría a Gabriel y Eliana todos nosotros asentimos y dijimos que también lo haríamos, como era de noche decidimos dormir mientras el viaje ya que eran como seis horas de viaje.

 

El reencuentro

Luego de seis horas de viaje llegamos a la terminal de autobuses en la capital del país lo primero que hicimos fue ir a un restaurante de comida rápida ya que estábamos con mucha hambre luego de eso mi padre se contacto con mi tío para comunicarle que ya habíamos llegado a la ciudad, mientras lo esperábamos paseamos por la terminal, fuimos a las distintas tiendas aunque la mayoría estaban cerradas ya que era muy temprano a la mañana. Pasaron unos cuarenta minutos o quizás una hora hasta que llego mi tío, subimos las maletas, nos subimos nos abrochamos los cinturones y mi tío acelero el auto y nos fuimos, como su casa quedaba a como veinte minutos mientras íbamos de camino nos mostraba los distintos lugares y hablábamos de distintas cosas de familia y preguntábamos algunas cosas de los lugares, luego de una hora más o menos llegamos a su casa, estaba ubicada en un lugar hermoso y tranquilo, la casa estaba construida por el ya que es albañil, pasamos el portón del garaje y nos esperaban dos perros pastores alemanes enormes un macho y una hembra, los dos atentos al auto y oliéndolo para ver quien bajaba, el primero en bajar fue mi tío para tranquilizarlos y que sepan que no éramos personas hostiles las que estábamos en el auto luego bajamos nosotros y mientras bajábamos las maletas los perros nos rodeaban y nos olfateaban luego entramos a la casa y vimos a mi tía obviamente felices de verla la saludamos hablamos un rato y nos dijo “dentro de un rato comenzamos a llenar la piscina” ya que estábamos en la etapa más calurosa del verano, era imposible estar ahí sin aunque sea refrescarse un poco, pasaron unas horas y la piscina ya estaba llena, si no mal recuerdo creo que habíamos comido y bueno nos metimos a la piscina con mis hermanos, pasamos toda la tarde en esa piscina, el confort que sentíamos al refrescarnos era inexplicable. horas más tarde llego mi prima la cual vivía en una casa un poco más pequeña en el fondo de la casa, ella llegaba de trabajar ya que ella trabajaba en el turno de la noche y llegaba en la mañana del día siguiente, estuvimos con ella nos mostró su casa hablamos unas cosas y nos sentamos a tomar unos mates junto a mis tíos y mi prima.

A la noche fuimos con mi tío a buscar un colchón a la casa de uno de sus vecinos, vecinos los cuales tenían una casa tan hermosa como gigante, tocamos el timbre y nos atendió una mujer muy simpática y nos invito a pasar, cuando pasamos habían mas o menos tres perros, no eran malos pero si juguetones no paraban quietos y Nikolas se había puesto nervioso y con miedo lo tome en mis brazos y lo calme, le dije que solo querían jugar y que no le harían daño y se tranquilizo, luego entramos a la casa y como era de esperarse la casa era gigante con una mesa de billar y una barra de tragos en el living de ahí pasamos al garaje y nos dio a elegir cual colchón queríamos, elegimos uno, lo subimos al auto y nos fuimos, al llegar a la casa lo colocamos en el piso y después de un rato nos acostamos a dormir ya que era muy tarde. Al día siguiente nos despertamos, desayunamos y si mi memoria no me falla habíamos llegado un sábado quería decir que al otro día había feria, mi tío nos dijo que necesitaba unas cosas para la casa y nos invito a ir todos juntos a ver la feria, fuimos con mi prima, mi padre y mis hermanos, mi tía y mi mama se quedarían a aprontar las cosas para la comida, cuando llegamos a la feria baje con mi prima y mis padres siguieron con mi tío y bajaron más adelante, estuvimos con mi prima v viendo unas cosas que ella buscaba y de camino nos encontramos con mi padre y mi tío, seguimos todos juntos hasta el final de la feria y nos fuimos de vuelta para la casa, almorzamos juntos y nos comento que mi primo llegaría unos días de visita ya que el vivía con su mama en la ciudad y donde nosotros estábamos era en las lejanías de la ciudad.

Llegó la noche y estuvimos hablando con mis tíos un largo tiempo, puedo decir que lo único bueno de no ver a una persona desde hace ya mucho tiempo es que tienen muchas cosas para contarse y nunca se van a aburrir de hablar pero bueno ya era tarde y teníamos que acostarnos a dormir, al otro día nos despertamos y nos sentamos en el patio delantero de la casa a desayunar y mirar como jugaban los perros, aprovechamos esos treinta minutos que nos quedaban con mi tía ya que como era lunes ella tendría que trabajar y como tenia su negocio en la misma casa no tendría que andar corriendo.

Recuerdo que esa misma tarde llego mi primo estuvimos toda la tarde hablando todos junto divirtiéndonos un rato hasta que llego la noche, esos días los tomábamos como vacaciones las cual no teníamos hace ya años. Esa misma noche nos contactamos con mi hermano y papa trato de convencerlo para vernos por ultima vez, le pidió que valla a la casa de mi tío así pasábamos un tiempo más juntos, el dudo en un principio pero luego no se pudo resistir, lo único malo seria que mi hermana no podía ya que tendría que trabajar, así fue al otro día Gabriel estaría ahí, hablamos con mi tío y le preguntamos cual autobús podría usar para llegar hasta la casa y se lo dijimos a Gabriel para no tener que ir a buscarlo, al otro día Gabriel nos aviso que ya había llegado y estaba por subir al autobús que lo llevaría a la casa de mi tío. unos treinta minutos después le aviso a mi padre que ya había llegado y lo fuimos a buscar a la parada pero el no estaba, les dimos unas definiciones del terreno y nos dijo que no veía nada de eso, mi madre se puso a pensar y al parecer el había pedido bajar del autobús unos 6 kilómetros antes y obviamente tendría que venir caminando seis kilómetros para llegar a la casa, con mi madre decidimos decirle que nos encontraríamos en el camino pero mmm cambiar seis kilómetros no seria muy cansador pero el problema era el sol ese maldito sol justo ese día estaba mas fuerte que cualquier otro día poco a poco nos iba quemando más y más cuando lo encontramos lo llamamos y nos fuimos juntos hasta la casa, cuando llegamos a la casa nos dimos cuenta de como habían quedado nuestros brazos, apreciamos multi color ese día fue doloroso pero el más gracioso que habíamos tenido hasta el momento pero me puse a pensar y dije “ya que tengo solo los brazos bronceados por que no me bronceo por completo?” y eso hice le pedí el bronceador a mamá y me puse a broncearme en el fondo de la casa. Pasaron unos días y ya era la hora de irnos, recuerdo que ese día fue muy nostálgico, nos despertamos a primera hora de la mañana y comenzamos a subir maletas y organizar el primer viaje ya que tendríamos que ir dos veces por que el auto no daba para todos, cuando llegamos todos a el aeropuerto recuerdo que todos nos despedimos de a poco mientras mis padres hacían el cheking de las y subían las maletas a las cintas que llevaban al avión, luego de eso ya tendríamos que entrar a la zona donde se terminaban de arreglar los papeles y después de eso entrabas al avión, nos despedimos con un gran abrazo, nos mimamos entre nosotros y luego entramos.

Primera vez

Si o si era la primera vez que volvamos, era una sensación hermosa saber que sentirías por primera vez las turbinas encendiéndose y el avión ascendiendo. Ya estábamos en el avión y teníamos que esperar unos minutos a que todos los pasajeros subieran, luego miramos un video que nos decía las precauciones que debamos tener a la hora de volar, cinco minutos después nos abrochamos los cinturones y empezó a moverse el avión, se integraba a la pista y comenzaba a ascender, a mis hermanos y a mi nos dio una sensación muy extraña que es normal cuando el avión esta ascendiendo pero no la explicare ya que es inexplicable, cuando el avión comenzaba el vuelo y ya estábamos en las alturas se nos taparon los oídos por la gravedad, queríamos mirar películas pero no podíamos por que hasta que nos se estabilizara el avión no podríamos hacer nada, cuando el avión se estabilizo comenzamos a tener hambre y diez minutos después pasaron las azafatas con la comida, te daban a elegir en lo que quisieras con respecto al refresco y no me acuerdo bien lo que había para comer, solo se que lo que comí estaba riquísimo o yo tenia mucha hambre, luego de eso comenzamos a ver unas películas y unas horas después llegamos a Panamá, lugar donde haríamos transbordo para ir a Orlando, nos subimos al avión y al cabo de un par de horas llegamos a Orlando, dimos las vueltas que debíamos dar para llegar hacia el lugar donde nos harían unas preguntas las cuales decían algo así como donde nos íbamos a quedar y cuanto tiempo, la verdad no voy a mentir me sentía muy nervioso ya que el simple “no” o “lo siento” de esa persona significaría que no podíamos pasar o entrar a los Estados Unidos.

Pasados unos minutos el hombre nos dijo algo así “bienvenidos a los Estados Unidos” en ese momento nos miramos todos juntos y nos sonreímos, pasamos la puerta y estuvimos unos minutos esperando un taxi que nos llevara al hotel en el que estaríamos, el hotel estaba fuera de la ciudad y muy lejos de los parques temáticos, quería decir que serian unos días conociendo el país, las normas y pasear por parte de Orlando divirtiéndonos un poco, cuando llegamos al hotel nos registramos y nos dieron la llave de la habitación, como había una maquina de café decidimos hacer una taza para cada uno y decidimos bañarnos ya que llevábamos un día muy largo y de corridas de un lado para el otro. Al otro día nos levantamos y fuimos a desayunar, luego de eso salimos a conocer la zona, pasamos por tiendas de tecnología, tiendas de ropa, mercados, tiendas de segunda mano y tiendas de regalo, ese día fue muy divertido pero se termino rápido ya que como a las 5 de las tardes ya estábamos en la habitación acostados pero claro mis hermanos y yo todavía teníamos energías y decidimos salir a el patio del hotel lugar que justo daba a el lago. Las reglas en ese país era muy diferente a las que estábamos acostumbrados solo con pensar en lo que habíamos visto en solo un día ya nuestros pensamientos y esperanzas habían cambiado.

Pasados unos días ya había llegado el día de irnos debíamos subirnos a el taxi que nos llevaría al aeropuerto y de ahí nos iríamos a la ciudad en la que definitivamente nos quedaríamos. Ya en el avión la emoción me consumia poco a poco las ansias de aunque sea poder visitar otra ciudad de los Estados Unidos era inmensa en mi futuro nunca había pensado aunque sea tocar un avión, dejando eso atrás y comenzando a pensar en el viaje la verdad fue muy bonito y único, al llegar a el aeropuerto salimos corriendo a buscar las maletas y luego de recogerlas comenzamos a vestirnos con ropa abrigada ya que afuera estaba frío y había nieve, luego de eso fuimos a comprar los boletos de el autobús que nos llevaría a nuestro destino final.

Primer cambio

Llegábamos a la ciudad y nos encontramos con la amiga de papa ella nos ayudo con las maletas y nos subimos a el auto para de ahí ir hacia su casa, llegamos a su casa y ella se puso a cocinar mientras hablábamos sobre la situación de la ciudad y de como nos fue en el viaje mientras eso llegaba su esposo y comenzaron una conversación con mi padre, cuando la comida quedo pronta nos sentamos todos juntos y cenamos. La noche fue muy interesante y después de terminar de cenar debíamos irnos a la casa en la cual nos quedaríamos, cuando llegamos estábamos tan cansados que cuando vimos las camas nos tiramos hacia ellas, al día siguiente nos tocaba un gran trabajo, debíamos ordenar la casa y limpiarla un poco en eso ayude a mi madre mientras hablábamos y bromeábamos, recuerdo que ese día fue cansador pero divertido, extrañamente Nikolas ese día estuvo calmado.

No recuerdo muy bien si mamá ya estaba trabajando en el Daycare pero al correr de esa semana recuerdo que me tocaba cuidar a Nikolas ya que mamá ya estaba trabajando y mi trabajo mientras no concurría al colegio y Hugo no podría ayudarme ya que el si estaba yendo al colegio pero mi trabajo tampoco era tan difícilmente ya que Nikolas en esos momentos era tranquilo y no hacia problemas. Mientras mama trabajaba yo solía salir a pasear con Niko y jugábamos, cantábamos y nos entreteníamos a nuestra manera, en esa misma semana la necesidad de comunicarnos era obvia así que fuimos a la compañía telefónica y compramos dos celulares y hicimos un contrato de tres chips ya que todavía teníamos el Iphone el cual iría para mi.

Pasadas unas semanas papa por fin consiguió un trabajo en un restaurante al cual iban todos los fin de semanas a la noche, eso quería decir que tenia la responsabilidad de cuidar a mis hermanos, darles de comer y entretenerlos, los días fueron pasando y las necesidades fueron aumentando esto hico que mi padre tomara la decisión de pedirle al dueño del restaurante otro trabajo que pudiera hacer ademas de la fotografía, al parecer el hombre acepto la petición y le dio un trabajo en la cocina del cual el cargo o trabajo que debería hacer era lavar los platos. El primer cambio fue muy notable ya que yo ejercía responsabilidades que nunca había tenido y mis padres comenzaron trabajos que nunca habían hecho

 

El comienzo definitivo

Ya hacia un mes el que llevábamos viviendo en este país tan distinto y en algunas cosas dificultoso y si, llegaba mi hora, la hora de empezar las clases ya que no podía estar tantos meses sin clases entonces fue ahí cuando comenzó la búsqueda de una escuela que estuviera en el radio que me correspondería y la verdad fue fácil así que solo necesitaría ir e inscribirme, cuando llegamos y terminamos la inscripción mi madre preguntó sobre que podríamos hacer con Hugo ya que el estaba en una escuela que quedaba muy lejos de donde vivíamos y dio la casualidad que justo al lado había una escuela a la cual podía ir Hugo, inmediatamente pedimos que le enviaran un mail a la escuela en la cual estaba Hugo y que pidieran los papeles de traslado y así sucedió, una semana después ya estábamos yendo juntos Hugo y yo, como Hugo ya había ido a otra escuela en este país para el esto no era nada raro pero para mi si.

El primer día fue como ir a otro mundo todo era diferente y nunca había visto un edificio tan bonito, bien cuidado y acogedor, ese mismo día fui conociendo a distintos nuevos compañeros y conocí a dos los cuales me ayudarían en mis clases por el tema del idioma y esas cosas, también conocí a los profesores y comencé a conocer una persona muy gentil la cual era ese tipo de persona la cual siempre trata de ayudar, poco a poco nos conocimos mejor y fui descubriendo que era una persona muy creativa, siempre trataba algo nuevo ella era una mujer latina que si no mal me acuerdo provenía de Cuba. yo había llegado unos meses antes de que el año terminara y al parecer lo que ellos hacían cuando un grupo de graduaba era regalar un video con imágenes y videos mostrando actividades y cosas las cuales ellos habían hecho años atrás o ese mismo año y como todavía no habían armado el video decidieron hacer una charla conmigo y preguntarme si yo podía hacerlo ya que ellos ya sabían que yo ya tenia experiencia con el tema de videos y ese tipo de cosas, yo acepte con mucho placer y desde ese momento comenzó mi labor, para hacerlo debía ir a la librería todos los días después que tocara el timbre para ir a la segunda clase y fue ahí donde conocí a la persona con la cual debería hacer el proyecto y la cual me daría todos los materiales para comenzar la edición del video, ella era una persona muy maravillosa al igual que la persona que había conocido anteriormente.

Al pasar el tiempo llegue a enterarme que esa persona a la cual conocí en la librería era también una mujer latina cosa que me sorprendió ya que no parecía pero ignorando eso sigamos con el tema de la edición, paso un mes o algo así y el video ya estaba terminado, ya era el ultimo día de escuela y se había organizado un viaje con todos los compañeros del colegio porque al parecer ya era costumbre, me desperté ese día preparado para todo, subimos al autobús y nos fuimos, si no mal me acuerdo el viaje fue de mas o menos una hora y nos divertimos mucho, el lugar era un parque acuático muy famoso en la ciudad que vivía. termino el día y nos llevaron a nuestras casas, cuando llegue espere a que mis padres estuvieran en casa y con ansias les comente como me había ido y pocas horas después me fui a la cama ya que al otro día no tenia clase pero el día siguiente era la graduación, me desperté y comencé a vestirme los mas elegante posible, unos minutos después de estar listo nos fuimos, al llegar me encontré con un par de compañeros afuera los salude y entre, obviamente estaba muy nervioso pero al llegar y sentarme en mi lugar logre tranquilizarme.

Minutos después llego la hora de la ceremonia, comenzaron a nombrar a los alumnos y cuando terminamos de pasar presentaron el video y hicieron que me levantara para darme un agradecimiento, no voy a mentir y sinceramente me sentí muy feliz y orgulloso del trabajo que había hecho, nunca me habían aplaudido tantas personas y la verdad nunca me había llamado la atención ese tipo de cosas pero debo admitir que esa primera vez fue fabulosa.

Al terminar la ceremonia llegaba el momento del baile, esa tarde fue muy bonita y divertida ya que bailamos y bromeamos junto a mis compañeros, al terminar llame a mi padre y le pedí que le valla a buscar, cuando llegue a casa me senté en el sofá ya que estaba cansado y le comente a mi padre algunas cosas que habíamos hecho. Ese verano no fue el mas “entretenido” por decirle así pero al pasarlo con mis hermanos el aburrimiento no existía, salíamos a pasear, jugábamos y hacíamos todo ese tipo de cosas que uno hace cuando no hay nada que hacer.

 

Ahora si!!!

A los finales del verano teníamos la necesidad de mudarnos así que mis padres comenzaron la búsqueda de un buen lugar pero no tan lejos de la zona en la que vivíamos, después de buscar tanto mis padres concretaron una cita para ver el apartamento, al parecer les gusto y comenzamos a empacar las cosas, la ropa, los muebles mas importantes y unos meses después comenzamos la mudanza, yo nunca había visto la casa y el primer impacto fue bonito, era un apartamento pequeño pero lindo y acogedor nada muy fuera de lo normal pero para una persona que nunca en su vida había tenido un cuarto con cuatro paredes y una puerta pues eso era un mundo nuevo. Toda la energía de ese verano la utilice organizando y decorando con las pocas cosas que teníamos nadie podia parar la alegría que sentía, por otro lado comenzaría mi primer año de High School con nuevo apartamento, de alguna forma o otra era inspirador. Hasta ahora no logro comprender mi emocionde comenzar un nuevo ano escolar . me paresio bueno compartir e lpensamiento de un chico de 13 años

Familia Ortiz

 

Fuente