Irregularidades en Hospital

La actual dirección de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), encabezada por Marcos Carámbula, debió “sugerirle” a una funcionaria que asistiera este lunes a la comisión investigadora que, en Diputados, indaga una serie de denuncias sobre irregularidades en ese organismo.

Se trata de la ex directora del Hospital de Mercedes, Cecilia Acosta, que se desempeñó allí entre 2013 y 2015, al mismo tiempo que era titular de la Regional Oeste de ASSE.

Una situación irregular ya que, más allá de que la profesional no acumuló dos cargos, implicaba que estuviera en condiciones de “controlarse a sí misma”, según dijo a ECOS el diputado nacionalista Martín Lema.

Acosta había suplantado “interinamente” como directora a Ana María Falótico, sumariada luego que una serie de auditorías dispuestas por ASSE comprobaran que contrataba a su propia empresa de traslados médicos para prestar servicios allí y en el hospital de Dolores, donde se desempeñó con anterioridad.

La irregularidad funcional de Acosta fue advertida por el gerente financiero del centro de Mercedes, Jorge Castro, que ante la investigadora aseguró que la ex jerarca lo había exhortado a no concurrir a la comisión.

Ante los legisladores, Castro relató que junto a la dirección administrativa del hospital advirtieron la irregularidad y elevaron una nota a la gerencia administrativa de ASSE, ratificada luego por la División Jurídica del organismo.

Durante la sesión, Lema sacó a relucir una serie de documentos que hacían referencia a otro tipo de problemas detectados bajo la gestión de Acosta. Una de ellas giraba en torno a una auditoría en el servicio de farmacia de ese centro, que comprobó una serie de incumplimientos funcionales que determinaban la existencia de “riesgo asistencial” para los pacientes.

El diputado nacionalista relató que obtuvo ese informe a través de canales extraoficiales, y se mostró extrañado de que sus colegas frenteamplistas le solicitaran que que aportara el documento a la comisión.

 

A la sesión también compareció Andrés Rodríguez Correa, que se desempeña desde 2013 al frente de la dirección del Hospital de Cerro Largo, que reconoció como “indefendibles” los gastos en publicidad que tuvo que asumir en ese centro por contratos ya firmados por su antecesor, Leandro Santos, que supusieron un incremento de 8600%.

La erogaciones en ese sentido superaron los $ 4 millones entre 2015 y 2017, y fueron realizados a una empresa de comunicación cuyo único cliente era, precisamente, el hospital. Según relató Rodríguez, “rompía los ojos” el hecho de que era un gasto exorbitante, asegurando que debió cumplir con el contrato firmado y que no lo renovó una vez concluyó.

La comisión se apresta a citar a Santos para que justifique la necesidad de tales gastos.

Fuente