Cierra otra fábrica extranjera en Uruguay

Unas 160 mujeres jefas de hogar se quedaron sin trabajo tras el cierre de la fábrica de la empresa estadounidense Rusch Telefrex en Uruguay. La misma se dedicaba a la producción de material médico quirúrgico para el uso humano.

“Hace pocos días hubo una visita de algunos de los representantes de la empresa y ese mismo día decidieron y comunicaron que la fábrica iba a cerrar”, explicó a ECOS Andrea de León, integrante de la Unión Nacional de Trabajadores de Metal y Ramas Afines (Untmra).

Luego de un recorrido por la planta y un estudio de la situación general, tomaron la decisión de cerrar. “Fue algo sorpresivo”, agregó De León.

Las trabajadores tenían entre 15 y 25 años trabajando para la empresa que hace 40 años se instaló en el país. Se tratan de jefas de hogar de edad mediana. “Muchas tienen una edad con la cual se les hace muy difícil reinsertarse en el mercado laboral”.

Desde el sindicato, y con la colaboración de la empresa, se piensa en crear un registro de trabajadores metalúrgico y ramas afines para facilitar la reinserción laboral.

De León también expresó algunos reclamos que tiene el sector como son la reducción de la jornada laboral, una mayor inversión del Estado en el desarrollo de la industria manufacturera y la creación de una red de proveedores para las comprar del Estado.