Inclusión, menos para drogas

Ya son cinco las farmacias que se bajaron de la venta de marihuana cosechada bajo el control del Estado. Ahora quedan 11 locales que comercializan el producto en nueve departamentos del país, pero la mayoría de ellos ya lo hacen en efectivo. De acuerdo con un relevamiento que realizó El Observador, ocho farmacias de Montevideo y del interior no aceptan tarjetas de crédito o de débito para comprar el cannabis.

El abogado del Centro de Farmacias del Uruguay, Pablo Durán, dijo a El Observador que la nueva medida que adoptaron los comercios tiene que ver con una sugerencia del Banco Central, que les recomendó separar el dinero de la droga del que perciben por los productos tradicionales. Si bien aclaró que la decisión “es un parche” que no cambiará la postura que tomaron los bancos de cerrar las cuentas de los farmacéuticos vinculados a la venta de cannabis, hay empresarios que optaron por seguir la recomendación de las autoridades.

“Es una decisión personal de cada farmacia. Todos están buscando alternativas para seguir con la venta, pero los tiempos apremian cada vez más”, señaló. En ese sentido, afirmó que “lo peor” vendrá a fines de este mes, cuando se cumplan los plazos que estipularon las instituciones para dejar de operar con esas farmacias. En ese momento habrá 11 locales que quedarán por fuera del sistema financiero uruguayo.
13.304 inscriptos hay en el registro del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) para comprar marihuana en farmacias. El dato fue actualizado el 3 de setiembre.
Si bien el gobierno sugirió opciones para que las farmacias continúen con la comercialización de marihuana, Durán sostuvo que ninguna de ellas “rompe el círculo vicioso” en el que están inmersas las firmas. De hecho, explicó que una alternativa era que los dueños de esos locales no tuvieran cuentas bancarias, sino que pagaran los sueldos de sus funcionarios a través de las redes de cobranza.

La ley de inclusión financiera obliga a los patrones a depositar los salarios de los empleados en una institución financiera, por lo que los farmacéuticos no pueden manejarse únicamente con efectivo. Sin embargo, el abogado consideró que la medida de las redes de cobranza no es viable, ya que la cadena “se extendería” aún más y serían esas firmas las que tendrían problemas con los bancos. De una u otra forma, el dinero de la marihuana siempre termina en una cuenta bancaria.

Durán señaló que las farmacias están en vilo por las reuniones que mantienen el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, y el presidente del Banco Central, Mario Bergara, en Estados Unidos. Los jerarcas viajaron con el objetivo de destrabar la venta de marihuana regulada, ya que son normas de ese país las que no les permiten a los bancos operar con dinero proveniente del cannabis.

El abogado señaló que los farmacéuticos esperan que Uruguay consiga una excepción, es decir, que las autoridades estadounidenses entiendan que aquí se reguló la venta de marihuana cosechada bajo el control del Estado, por lo que esos ingresos no tienen nada que ver con el lavado de activos.

 

Tres comercios más se bajaron de la venta de marihuana, informó este miércoles El País y confirmó El Observador. Las farmacias Saga de Artigas y Bidegain de San José optaron por no comercializar cannabis a raíz de las medidas que tomaron los bancos. Además, la farmacia Medicci III de Paysandú decidió suspender el expendio de esa droga hasta que la situación se regularice.

Estos locales se suman a las farmacias Carmelo de Colonia y Pitágoras de Montevideo, que anunciaron semanas atrás que abandonarían la lista del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca).

 

Las nuevas bajas complican aún más el panorama de la venta regulada, ya que el máximo de dos kilogramos de stock por local nunca alcanzó para satisfacer la demanda.

En tanto, el número de inscriptos para comprar marihuana continúa en aumento (13.304 hasta el 3 de setiembre) y cada vez hay menos comercios habilitados.

Desde que se inició con la comercialización el 19 de julio se vendieron 112 kilogramos de cannabis en todo el país, afirmó el secretario de la Junta Nacional de Drogas, Diego Olivera, en la Comisión de Adicciones de Diputados. En total, se comercializaron 22.500 paquetes de cinco gramos en los últimos 45 días.

 

Fuentes del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) dijeron a El Observador que monitorean la situación de las farmacias y se mantienen en contacto con los dueños para transmitirles las novedades que surgen. En el instituto les explicaron a los empresarios que no pueden tener cuentas bancarias vinculadas a la firma si todavía desean vender marihuana, mientras están a la espera de que aparezcan nuevas alternativas para solucionar el problema con los bancos que operan en el mercado local.

El informante aclaró que el Ircca no asesoró a las farmacias sobre los medios de pago que deberían aceptar, ya que la información referida a cuentas bancarias y pagos electrónicos excede la normativa del organismo. Al igual que los farmacéuticos, las autoridades aguardan novedades de la reunión que mantienen jerarcas uruguayos en Estados Unidos.

Fuente