Algo de cordura en el mundo, ciudades multan a peatones por textear mientras caminan

Dos ciudades empiezan a multar a los peatones por escribir mensajes mientras caminan

Esto realmente no debería ser una sorpresa para cualquiera que lo haya hecho: simplemente no es fácil escribir mensajes de texto y caminar al mismo tiempo. En lo que una persona tarda en leer y responder a un mensaje, su cerebro distraído no está prestando suficiente atención a lo que hacen sus pies. Un peligro que ha hecho que Honolulú (Hawái) adoptara el mes pasado una ordenanza para prohibir el uso de teléfonos inteligentes por los peatones cuando cruzan las calles. Ahora Stamford, Connecticut, puede convertirse en la segunda ciudad de Estados Unidos este año en combatir el problema con multas.

“El punto es, si estás en la calle y no prestas atención, es peligroso”, dijo el alcalde de Stamford, David Martin. Eso parece bastante sencillo, y una investigación demuestra que escribir mensajes de texto puede dar lugar a lo que se llama paseo distraído. John Zelinsky, miembro de la Junta de Representantes de Stamford, dijo que confía en que se propondrá una prohibición de usar el teléfono en los cruces peatonales y que una vez que los ciudadanos vean a policías poniendo multas -ahora la idea es que sea de 30 dólares por violación- “se lo pensarán dos veces”.

La mayoría de los estados de Estados Unidos ya prohíben el envío de mensajes de texto por parte de los conductores. Pero no existe un apoyo unánime para una prohibición a los viandantes a fin de mejorar la seguridad. El ayuntamiento de Honolulú escuchó a los residentes que testificaron sobre los obstáculos de la aplicación de la ley y el impacto en los turistas y se quejaron por considerarlo excesivo. Como dijo una persona en un comentario escrito: “¿Por qué debería el gobierno dictar dónde miro?”

Algunos escépticos se preguntan si las leyes para penar el andar distraídos son injustas o incluso contraproducentes. “Claro, la gente puede entrar en una situación de riesgo, pero eso implica que los peatones son a menudo culpables”, dijo Jonathan Matus, máximo responsable ejecutivo de Zendrive, una empresa que utiliza sensores de teléfonos inteligentes para controlar el comportamiento de conducción. “Siento que legislar la distracción de los peatones podría dar a los conductores agresivos un chivo expiatorio para culpar a las víctimas mortales de accidentes en la vía pública, y no estoy entusiasmado con ese aspecto”.

Los expertos en seguridad apuntan a las cifras: las muertes de peatones estadounidenses han aumentado de 5,376 en 2015 a casi 6,000 el año pasado, la mayor cantidad en dos décadas y 22% más que en 2014, según datos compilados por la Governors Highway Safety Association en un informe reciente. (El total de 2016 es una proyección basada en los números del primer semestre de ese año).

No hay estadísticas para demostrar si el hecho de estar escribiendo mensajes de texto jugó un papel en cualquiera de esos accidentes, pero “cuando se mantienen registros durante 40 años y se ve que en dos años consecutivos la diferencia interanual es más pronunciada, esto me dice que algo ha cambiado”, dijo Richard Retting, un excomisionado de seguridad vial del Departamento de Transporte de la Ciudad de Nueva York que trabajó en el informe. “Creo que hay alguna relación con el aumento en el uso de teléfonos móviles”.

La ley de Honolulú entrará en vigor en octubre. Las multas comenzarán en 15 dólares y pueden llegar a 99 por violaciones múltiples. Hay algunos detalles que resolver antes de que la Junta de Representantes de Stamford las vote. Otras ciudades han intentado diferentes enfoques: el Departamento de Policía de Los Ángeles lanzó una campaña de información pública y Augsburgo, Alemania, incorporó señales de tránsito en las aceras para que las personas inclinadas sobre sus dispositivos móviles puedan verlas.

Fuente