15 años de cárcel por arrancar un cartel

El estudiante de 22 años, natural de Ohio, que se formaba en la Universidad de Virginia, seguramente estaba lejos de imaginar el curso que tomaría su vida –que hoy pende de un hilo– luego que decidiera, hace cerca de un año y medio, viajar a Corea del Norte para celebrar el año nuevo.

 

El joven fue condenado en marzo de 2016 por el régimen de Kim Jong-un a realizar trabajos forzados durante 15 años. En ese entonces parecía saludable. Pero el martes, cuando se supo de su liberación, también se supo que hace 15 meses que está en coma.

Luego de participar de un viaje organizado en enero del año pasado, el estudiante se alojó en un hotel de Pyongyang, donde fue acusado de robar un cartel con un eslogan político. Antes de ser condenado, el régimen comunista publicó videos en los que Warmbier admitía ser, en medio de un mar de lágrimas, responsable del robo.

“Es el peor error de mi vida”, decía el joven, mientras imploraba por su liberación.

El muchacho adujo por entonces que actuó al influjo de una iglesia protestante de Ohio, cuya intención no era otra que afectar “la motivación y el trabajo del pueblo norcoreano”, con la complicidad de la CIA y el gobierno estadounidense. Para Pyongyang, realizó “actividades hostiles” y formó parte de un complot contra ese país.

 

En coma

Quince meses después fue liberado pero no en las condiciones en que resultó apresado: se encuentra en estado de coma. Según la versión que da el gobierno norcoreano, recibió una intoxicación de botulismo por comida en mal estado, y le dieron una pastilla para dormir pero no despertó, según informó el diario The Washington Post.

Las condiciones médicas en Corea del Norte, especialmente para los presos, han sido consideradas en varias oportunidades como paupérrimas. Además, el botulismo es una enfermedad grave, pero no genera un estado de coma.

“Desgraciadamente, está en coma y nos dijeron que se encontraba en este estado desde marzo de 2016. Nos enteramos de eso hace solamente una semana “, precisaron los padres.
El negociador estadounidense Bill Richardson, que participó en las conversaciones para la liberación del estudiante, estimó en un comunicado que Corea del Norte “debería explicar en términos claros las causas de su coma”.

 

Visita de Rodman

La liberación del estudiante, que este martes era esperado ansiosamente por su familia, coincidió con la visita a Corea del Norte del exbasquetbolista Denis Rodman, amigo declarado de Kim Jong-un.

Los motivos del viaje no fueron especificados. Según varios medios de EEUU, su visita puede haber sido planteada como una cortina de humo de Pyongyang para evitar que se hablara de Warmbier.
La liberación del estudiante también dio pie al secretario de Estado, Rex Tillerson, a hacer pública la información.

“El Departamento de Estado ha logrado la liberación”, afirmó en un comunicado, al seguir “instrucciones” del presidente.

“El señor Warmbier está camino a Estados Unidos, donde se reunirá con su familia”, agregó Tillerson, al aludir al joven, que había ingresado a Corea del Norte en calidad de turista y fue detenido en el aeropuerto en el momento en que estaba a punto de embarcar hacia China.

 

Otros tres estadounidenses están detenidos en Corea del Norte: son Kim Hak-Song, Kim Sang-Duk y Kim Dong-Chul, detenido en octubre de 2015 y sentenciado en 2016 a 10 años de trabajos forzados por subversión y espionaje,

Fuente